FINANZAS

Por - CNEC
12-12-19 23:13

Expectativas 2020 para el mundo de las finanzas

Sebastián Aguayo.Economista por el IPN, tiene más de 20 años de experiencia en seguros y reaseguros. Comenzó en Reaseguros Alianza convertida en SwissRe en 1997, donde fue suscriptor de Contratos XL; se unió a Reinmex, corredores de reaseguro en el mismo año y se encargó de la cartera de Aviación; más tarde incorporó Marine. Trabajó para Marsh UK Ltd en el año 2000 como broker en el mercado de Lloyd’s. Colabora con Marsh, Brockman y Schuh desde el 2006. En el ramo de Marine & Energy tiene experiencia en la atención de operaciones petroleras, plataformas de perforación, transbordadores, pesqueros y yates. En aviación ofrece asesoría y servicios de administración de riesgos a aerolíneas, operadores de aviación general, aeropuertos y operadores satelitales.Es subdirector del área de Energía e Infraestructura de Marsh, proporcionando servicios adicionales de valor agregado a los clientes.

 

Pocas industrias se encuentran tan impulsadas en sus cambios tecnológicos como el sistema financiero, de acuerdo con el reporte de PwC “Tecnología en los servicios financieros en el 2020 y más allá”, donde menciona que al menos el 81 % de los directores generales y CEO de las compañías del sector, están considerando el impacto de la tecnología en su campo como un punto fundamental para el 2020.

Aparentemente, con tantas iniciativas y opciones tecnológicas, la única estrategia ganadora para tales empresas es analizar las tendencias y patrones disruptivos, para empezar a implementarlos antes que la competencia lo haga primero y se vean forzadas a adaptarse a un nuevo modelo o forma de interacción con los clientes.

Son cinco grandes tendencias tecnológicas que están cambiando al sistema financiero a nivel mundial e impactarán en México pronto.

 

1. Automatización de procesos

Incluso si estas compañías no tienen la capacidad o los recursos para implementar innovaciones con inteligencia artificial (IA), deben de buscar alternativas, por ejemplo, entrando en alianzas estratégicas con proveedores de la tecnología: ya existen muchos casos donde la IA ha sido usada para reducir los tiempos de los procesos, traduciéndose en una ventaja competitiva y una buena forma de diferenciarse de la competencia.

Las competencias o capacidades de la IA en el sector son varias, por ejemplo:

·Automatización en el centro de las plataformas de mercados de valores: se usa para supervisar, ejecutar y registrar las transacciones, baja los costos del proveedor de la plataforma, y significa ahorros para los clientes.

·Analítica del negocio: asesores IA serán programados para monitorear el desempeño de carteras y de resultados financieros, lo que permitirá una mejora continua de los procesos.

·Inteligencia social y emocional: la IA alcanzará grados de entendimiento amplio de puntos de inconveniencia o “dolor” de los clientes y empleados al interactuar con los sistemas, permitiendo buscar soluciones y mejorar la experiencia.

·Manejo de riesgos: los sistemas expertos de IA están perfectamente posicionados para encontrar tendencias que puedan resultar en riesgos no medidos (como avisar de una posible recesión o de una caída del mercado mucho antes que los analistas).

 

2. Integración del  blockchain

La tecnología detrás de conceptos como bitcoin o las monedas virtuales, no es nuevo o experimental para el sistema financiero, y se espera una implementación mucho mayor en los siguientes años, como en:

·Detección de fraudes y ataques cibernéticos: ya hay bancos que manejan las transacciones de sus clientes en varios servidores de blockchain distribuidos y descentralizados, protegiendo la información de sus clientes al evitar que una sola base de datos centralizada pueda ser objetivo de un ataque.

·Cumplimiento regulatorio: el sistema tiene una de las legislaciones más estrictas para la protección de datos personales y bancarios; la tecnología de blockchain se utiliza exitosamente por algunos bancos para almacenar los datos de Conoce a tu cliente (know your client o KYC), lo que significa grandes ahorros vs. los sistemas tradicionales, y permitiendo el cumplimiento de grado de seguridad que impone la legislación

·Sistemas de transferencias electrónicas alternativas: es el uso más extendido de la tecnología; varios sistemas de transferencia electrónica de dinero ya están operando en el mundo como alternativas a los sistemas tradicionales como SPEI o SWIFT.

 

3. Banca dialogada

Los bots que parecieran conversar a nivel humano, son de las tendencias más fuertes y pronto alcanzarán grados de desarrollo que les permitirán ser implementados efectivamente; asistentes para transacciones bancarias que “conversan” con el cliente vía voz o texto ya han sido puestos en operación por bancos como JP Morgan Chase, Wells Fargo o Bank of America.

Sin embargo, esta tecnología todavía está expuesta a la variabilidad de la interacción humana, el lenguaje casual, las abreviaciones y errores gramaticales de los usuarios hacen que los bots puedan confundir las solicitudes; es por eso que las líneas de desarrollo de esta tecnología se enfocan primero a mejorar el entendimiento al dar ejemplos u opciones múltiples a los clientes, y luego a implementar la solución correctamente.

También existe el asunto de la seguridad; estos bots conversacionales o chatbots van a tener que ser bien programados para llevar a cabo la interacción con un intercambio mínimo de información personal sensitiva, evitando fraudes, robo de identidad y hackeos.

 

4. La disrupción de la quincena (sueldo)

Existen ya plataformas que permiten que los empleados puedan flexibilizar la forma en que reciben su salario; el sistema funciona así: el empleador reporta a la plataforma el porcentaje de sueldo mensual o quincenal ganado por el empleado y éste puede elegir retirar una parte o el total; así, algunos optarán por un pago periódico, mientras otros harán retiros dependiendo de los gastos que tengan (en algunos casos preferirán acumular su quincena para solventar gastos mayores).

Si bien la implementación de este tipo de nómina flexible requiere en México de algunos cambios a la ley laboral, ya es una realidad que podría ser implementada en el 2020 en algunas empresas.

 

5. Bancos centrales que emiten moneda digital

Cuando Facebook anunció sus planes de emitir una moneda digital (libra), muchos bancos centrales revelaron que tenían estudios teóricos para hacer lo mismo, es decir, emitir versiones electrónicas y protegidas criptológicamente de sus monedas nacionales. Hasta ahora el único que está por hacerlo es el banco sueco Riksbank, que pronto emitirá una “e-corona”, pero el anuncio de Facebook sirvió como despertador a los bancos centrales que han ignorado las monedas virtuales y soluciones criptologicas como el blockchain.

Los principales riesgos para ellos es que estas monedas sintéticas o virtuales tienen la capacidad de desestabilizar por completo el sistema actual, donde los bancos comerciales dependen de un banco central para actuar como depósito central; también la capacidad de los bancos centrales de manejar la inflación se podría ver afectada, ya que habría “dinero” circulando donde ellos no pueden determinar qué tasa de interés es aplicable, al igual que no habría forma de evitar su libre tránsito de país en país. Pero pronto puede existir el “e-dólar” o el “e-peso”.

 

Economía de la compartición

Finalmente,y en línea con el punto anterior, otra tendencia esperable para el 2020 es la aparición de servicios financieros de la economía de la compartición, como los modelos de negocio de Uber o Airbnb, pero aplicados a la banca y los seguros, donde ya no sería necesaria la existencia de un banco para poder solicitar un préstamo (como ya sucede con diversas plataformas en México).

Aún más, no requerir la existencia de un banco para tener una cuenta donde depositar dinero, hacer pagos y recibir depósitos, de igual forma el modelo de consumidor a consumidor puede hacer más fácil los esquemas de aseguramiento, donde grupos de riesgos afines pueden “mutualizar” sus riesgos, como el caso de una aplicación donde todos los usuarios de un servicio (por ejemplo, los monopatines eléctricos), decidan que van a pagar los gastos de los accidentes que sucedan entre todos.

 

Estas tendencias son visibles a nivel mundial, pero claramente es cada vez más rápido el tránsito de una región a otra de modelos de negocio exitosos, por lo que es razonable pensar que nuestro país verá alguna de estas tendencias implementarse en el 2020.






SOLICITAR INFORMACIÓN
Nombre*
Apellidos*
Empresa*
Correo electrónico*
Teléfono
Sector
Comentarios