LEGAL

Por - CNEC
11-02-20 10:09

Infraestructura en México: retos en el sector de las telecomunicaciones

Alfredo Martínez Bravo. Asociado junior del área de Telecomunicaciones, Medios y Tecnología del despacho BGBG Abogados. Es licenciado en Derecho por la Universidad del Valle de México, y cuenta con más de tres años de experiencia en el sector de la radiodifusión.

 

El despliegue de infraestructura en cualquier industria genera inversión, creación de empleos, productividad y competitividad. En las telecomunicaciones juega un papel predominante, ya que a mayor despliegue de infraestructura, los prestadores de servicios de telecomunicaciones y radiodifusión incrementan su capacidad y cobertura, generando ofertas competitivas y accesibles, así como la integración de nuevos participantes e inversores.

 

Regulación de la infraestructura de telecomunicaciones

La Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTyR) es el ordenamiento que regula lo relacionado al despliegue de infraestructura de telecomunicaciones, y lo define como la actividad de interés y utilidad pública referente a la colocación de infraestructura destinada al servicio provisto de redes públicas de telecomunicaciones, estaciones de radiodifusión y equipos complementarios (Artículo 5 LFTyR).

La ley establece dos categorías de infraestructura: activa y pasiva. La primera integrada por los elementos de las redes de telecomunicaciones o radiodifusión que almacenan, emiten, procesan, reciben o transmiten escritos, imágenes, sonidos, señales, signos o información de cualquier naturaleza (Art. 3 fracción XXVI).

La infraestructura pasiva está compuesta por elementos y accesorios que proporcionan soporte a la activa, como bastidores, cableado subterráneo y aéreo, canalizaciones, construcciones, ductos, obras, postes, sistemas de suministro y respaldo de energía eléctrica, sistemas de climatización, sitios, torres y demás que permiten la instalación y operación de las redes que prestan servicios de este sector (Art. 3 fracción XXVII).

El mismo ordenamiento establece que la instalación, operación y mantenimiento de infraestructura destinada al servicio de las redes públicas de telecomunicaciones y estaciones de radiodifusión, se encuentran sujetas a los poderes federales, y determina que las diversas autoridades de los distintos niveles de Gobierno deben colaborar y otorgar facilidades para la instalación de infraestructura y provisión de los servicios públicos de telecomunicaciones y radiodifusión.

Y establece que el Instituto Federal de Telecomunicaciones cuenta con facultades para expedir normas y lineamientos que permitan el despliegue de infraestructura

 

Retos en el sector

Para llevar a cabo el despliegue de dicha infraestructura, principalmente la pasiva, es necesaria la participación de los Gobiernos federal, estatal y municipal. En las entidades existen distintos trámites, modalidades, autoridades responsables, requisitos y formatos para la solicitud de permisos o licencias que permitan la instalación y construcción de infraestructura. Este obstáculo burocrático es una de las principales razones por la cual prestadores de servicios de telecomunicaciones no apuestan al desarrollo de infraestructura.

Es necesario crear un procedimiento homogéneo de los diversos trámites que se requieren para este despliegue, generando certidumbre para que los prestadores de servicios de telecomunicaciones apuesten e inviertan en estos proyectos, beneficiando en la calidad y cobertura de los servicios que prestan.

Los derechos, impuestos y aprovechamientos para la obtención de permisos y licencias resultan demasiado onerosos, desanimando también a los prestadores de servicios de telecomunicaciones. Sería importante que al homologar los trámites para la obtención de permisos y licencias se analice la reducción o hasta la eliminación del pago de los derechos, impuestos y aprovechamientos, promoviendo un mejor desarrollo, creando mayor competencia e innovación.

Para encarar los retos que enfrenta el despliegue de infraestructura en el país, es importante que las autoridades gubernamentales, dependencias y prestadores de servicios de telecomunicaciones, y todos los actores que forman parte de la industria, tomen acciones de manera conjunta y creen mecanismos que permitan un mayor despliegue, en beneficio de los usuarios.

Es momento que la industria tome acciones enfocadas en promover una regulación a nivel nacional para el despliegue de infraestructura en estados y municipios, homologar requisitos y trámites, desarrollar estrategias diferenciadas respecto de las distintas necesidades de conectividad existentes, consolidar un sistema de información de infraestructura y servicios de telecomunicaciones disponible para los operadores y la sociedad, crear mecanismos de deducción de impuestos específicos a las empresas del sector, a cambio de inversiones sociales en zonas de interés del Gobierno.

 

Proyectos y programas gubernamentales

Dentro de los objetivos planteados por el presidente en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, está generar mayor bienestar para la población a través del acceso a Internet a todo el país, mediante la instalación de Internet inalámbrico en diversas zonas: carreteras, plazas públicas, centros de salud, hospitales, escuelas y espacios comunitarios.

Para ello, es importante que los prestadores de servicios de telecomunicaciones en conjunto con dependencias del Gobierno federal como la SCT y el IFT, generen acciones para que se lleve a cabo un mayor despliegue de infraestructura. Adicionalmente, existen diversos programas relacionados con este despliegue y que se encuentran concernidos con el plan de Gobierno. La SCT cuenta con dos:

1) Programa de Conectividad en Sitios Públicos, cuyo objetivo es instalar en sitios públicos incorporados a las Secretarías del Bienestar, Educación y Salud, infraestructura para prestar servicios de Internet y banda ancha, para que la población acceda de manera gratuita;

2) Programa de Cobertura Social, su meta es establecer las bases para promover el incremento en la cobertura de las redes y la penetración de los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, incluyendo banda ancha e Internet, en zonas del país que no cuentan con acceso a servicios de telecomunicaciones.

Actualmente, el IFT trabaja en la conformación del Sistema Nacional de Información de Infraestructura (SNII), consistente en una base de datos nacional que busca integrar información relativa a infraestructura activa y pasiva, medios de transmisión, derechos de vía de los diversos concesionarios, autorizados, instituciones públicas, universidades y centros de investigación públicos, para contar con información que permita el despliegue y compartición de infraestructura de telecomunicaciones y radiodifusión.

Hace poco publicó los lineamientos para su despliegue, acceso y uso compartido, permitiendo que todos los concesionarios, autorizados y permisionarios de servicios de telecomunicaciones y radiodifusión interesados en desplegar la infraestructura de sus redes públicas de telecomunicaciones, estaciones de radiodifusión y equipos complementarios, compartan infraestructura con aquellos que ya cuentan con ella, para generar mayor competencia y libre concurrencia, y a su vez podría generar que los costos de inversión sean menores y se reduzca el tiempo para la obtención de permisos y licencias.

 

Conclusiones

Acompañado de los programas y proyectos para el despliegue de infraestructura, es importante que el Gobierno designe presupuestos a las instituciones públicas que se dedican a la investigación y desarrollo tecnológico, o establezca incentivos para que el sector privado invierta, con la finalidad de crear nuevas tecnologías que permitan un mejor uso e implementación de la infraestructura, propiciando un mayor acceso a servicios de telecomunicaciones y radiodifusión.






SOLICITAR INFORMACIÓN
Nombre*
Apellidos*
Empresa*
Correo electrónico*
Teléfono
Sector
Comentarios