ANTICORRUPCIÓN

Por - Noé
09-10-19 21:22

Retos de integridad y tecnología

Jorge Díaz Padilla. Presidente de la Federación Internacional de Ingenieros Consultores (FIDIC) durante el periodo 2005 – 2007, siendo el único latinoamericano en ocupar este puesto desde la fundación de la organización en 1913. Actualmente preside el Comité de Gestión de Integridad de FIDIC.

      

Actualmente, la falta de integridad en proyectos de infraestructura continúa siendo uno de los mayores obstáculos en la entrega de proyectos que reúnan objetivos de calidad, tiempo, presupuesto y sustentabilidad. De acuerdo con una base de datos de 20 años publicada por Transparencia International, la corrupción se ha incrementando en los últimos años y, actualmente, el impacto de la corrupción en el mundo de la infraestructura es enorme.

La práctica de integridad usada por la industria es al azar, y en muchos casos no sigue las mejores herramientas y recomendaciones. Varias compañías están haciendo lo mejor para definir e implementar políticas anticorrupción, pero muchas carecen de consistencia en sus transacciones cotidianas de negocios y fracasan en obtener la retroalimentación sistemática que podría mejorar el proceso. Una complejidad adicional para contener y disminuir la corrupción es que no sólo las compañías (el lado de la oferta de la corrupción), sino también los propietarios (el lado de demanda de la corrupción) y otros interesados, necesitan estar involucrados en el combate de este malestar.

      

FIDIC contra la corrupción

Desde su fundación en 1913, uno de los principios básicos de gobernanza de laFIDIC ha sido la conformación de una política de cero tolerancia a la corrupción (soborno, extorsión, coerción, fraude, colusión y conflicto de intereses). En particular, en los últimos 15 años, la FIDIC ha estado desarrollando herramientas específicas diseñadas para prevenir el comportamiento corrupto y fomentar la integridad; un concepto de gestión de integridad requiere un sistema interno dentro de la empresa que sea diseñado como una herramienta efectiva para este propósito.

El Sistema de Gestión de Integridad de la FIDIC (Integrity Management System, FIMS) fue diseñado para identificar y controlar factores de riesgo y combatir la corrupción minimizando tales riesgos dentro de las operaciones de las empresas mientras se comprometen al juego limpio y a la integridad en sus negocios diarios.

FIMS Parte 1 (2012) identifica las políticas y principios que deberían ser adoptados por todas las empresas sin importar su tamaño, ubicación, capacidad o condiciones particulares en las que realizan negocios. Estas políticas y principios son fundamentales para establecer relaciones de confianza entre empresas de consultoría o construcción y sus clientes. FIMS Parte 2 (2015) provee un práctico plan estratégico para permitir a una empresa diseñar y operar una FIMS.

En la Conferencia Internacional de Infraestructura FIDIC 2019 se llevó a cabo la presentación de FIMS Parte 3 (2019), la cual ilustra cómo es que las empresas de consultoría en ingeniería que ya tienen una FIMS funcional, pueden moverse hacia la adopción y eventual certificación de un sistema de control de integridad incorporando un marco de referencia anti soborno bajo el Estándar ISO 37001(Sistemas de control anti soborno ­– Requisitos con orientación para su uso); un estándar internacional de control para ayudar a todas las organizaciones, no sólo empresas de consultoría, en la lucha contra la corrupción mediante el establecimiento de una cultura de integridad, transparenciay buenas prácticas.

A pesar de que existen herramientas de integridad disponibles para la industria adecuadas para su funcionamiento, como las FIMS, la mayoría de las pymes no las utilizan por razones de costo, dificultades de implementación y falta de reconocimiento de valor de los clientes. Para evitar este obstáculo, los propietarios son la clave para lograr un uso generalizado de los Sistemas de Control de Integridad al exigir su uso en los contratos de consultoría y construcción. Este es un importante pendiente para los involucrados, y las discusiones en curso con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, se han centrado en esta dirección.

      

Un vistazo al futuro

Como resultado de la 4ª Revolución Industrial, la tecnología emergente que está en desarrollo puede volverse efectiva para fomentar la siguiente generación de herramientas para el control de la integridad. Dos ejemplos de estas tecnologías son los datos abiertos y el blockchain.

Los datos abiertos pueden ser una solución para fomentar más procesos de integridad claros y apoyar la transparencia en la entrega y asesoramiento de proyectos de infraestructura. Los datos abiertos son una importante herramienta para detectar actos de corrupción. Por lo tanto, incrementar la cantidad, fuentes ycalidad de información disponible facilita la medición de la corrupción y sus daños asociados proporcionando una base empírica a partir de la cual se pueden dirigir los análisis.

Los datos abiertos permiten a los usuarios comparar, combinar y seguir las conexiones entre diferentes conjuntos de datos, rastreando información a través de programas y sectores. Cuando la información puede ser comparada y combinada, puede ayudar a resaltar tendencias, identificar riesgos y ser punto de referencia del progreso en la entrega de infraestructura.

Los blockchains tienen el potencial para ser poderosas herramientas de rastreo de transacciones, reducir la corrupción, incrementar la confianza y empoderar a los usuarios permitiendo el almacenamiento descentralizado y seguro; además de la transferencia de información. El libro de cuentas de las tecnologías de blockchain permite a todas las partes designadas mirar la información en tiempo real.

Con transparencia ilimitada, las organizaciones pueden identificar oportunidades y mejorar la toma de decisiones, así como rastrear y localizar el resultado de esas mismas decisiones.






SOLICITAR INFORMACIÓN
Nombre*
Apellidos*
Empresa*
Correo electrónico*
Teléfono
Sector
Comentarios